in ,

Días de Euforia: “Una noche Inolvidable”

El Teatrino de la Trapalanda de la ciudad de Río Cuarto se pintó de azul y blanco para rememorar aquellos años dorados de Acción Juvenil en la Liga Nacional B. La presencia de todos los integrantes del plantel de aquella mágica temporada se mostraron felices de poder volver a reunirse tras 20 años.

En lo personal, fue una de esas noches que van a quedar guardadas en mi retina para siempre. Cuando se inició esta idea, este proyecto, nunca imaginé la repercusión que tuvo luego.

Fueron arduos meses de trabajo, con incertidumbres, con sentimientos encontrados, pero siempre con el objetivo puesto en realizar el estreno en este complicado 2020, donde se cumple el vigésimo aniversario de dicha proeza. Y digo proeza, porque no fue “moco de pavo” lo que pasó.

En aquel entonces, la tecnología no era la de ahora, había muy poca información, internet era un medio para unos pocos, sólo quedaban recortes del diario, búsqueda exhaustiva en el archivo local, vhs que me facilitaba Dario Palacio y un puñado de dvd´s que tenía José Luis Pestuggia en el cajón de los recuerdos.

Basé el proceso de investigación de acuerdo a la cronología de los recortes, y de lo que se fue dando en el transcurso de las entrevistas con los periodistas que lograron hacer la cobertura del torneo. Una vez que pensé que ya estaba en condiciones de avanzar, armé un guión y comencé con las notas individuales a los protagonistas, desarrollando lo que imaginé que era potable para el documental. Me equivoqué. Había mucho más hilo en el carretel de lo que pensaba.

Fue tan rica esa temporada, más allá de lo deportivo, en cuanto a lo humano. Y eso es lo transparente. La gente lo vio, se contagió. Se vendieron tal cual son. Lograron entrar en los corazones de los más difíciles, de los reacios, de los cerrados, que terminaron gritando “Soy imperioo, soy imperio”, o “Y ya lo ve, es el equipo de José”, a pesar de no haber conseguido el ascenso.

Lo único que se perdió ese año fue el exitismo en la ciudad. Los que criticaron terminaron felicitando.

En palabras de José Luis, se generó “un movimiento”, que nutrió al básquet local, los clubes se llenaron de un piberío producto de dicha campaña, que felices ibamos a secar el parquet de Banda Norte con tal de estar cerca de nuestros superhéroes caminantes.

Qué más decir, me siento feliz de que el proyecto ya sea una realidad, de que el producto ya esté terminado y que lo hayan podido disfrutar todos los que fueron parte. Próximamente lo estaremos presentando al público en general. Estén atentos al instagram de @DiasdeEuforia

Mi profunda gratitud al cuerpo técnico, dirigentes, periodistas (que me dieron un manón), jugadores, a Agu Pressacco que me aguantó, y en especial a mi familia que siempre me apoyó.

Mey y Jose, GRACIAS!

 

 

Luciano Rodriguez

@5contra5