in

¿Qué esperar de los argentinos en esta temporada de la NBA?

Repasamos el panorama para Campazzo, Deck y Bolmaro en sus respectivos equipos, de cara a una larga fase regular de 82 partidos.

La 75° temporada de la liga más espectacular del mundo tendrá tres representantes argentinos: Facundo Campazzo en Denver, Gabriel Deck en Oklahoma City y Leandro Bolmaro en Minnesota, equipo donde Pablo Prigioni se desenvuelve como entrenador asistente. A continuación, nos metemos en la actualidad de cada uno de ellos y anticipamos lo que vivirán a lo largo de los 82 juegos de etapa regular.

Iniciamos con Campazzo, quien dejó una muy buena imagen el año pasado y buscará ser aún más determinante para los Nuggets esta temporada. Su inicio de la 20/21 fue irregular, pero creció en protagonismo tras la lesión de Jamal Murray, llegando incluso a ocupar el puesto de base titular, como sucedió en 24 de los últimos 26 juegos del equipo, incluyendo playoffs. No sólo fueron sus espectaculares asistencias (tuvo tres entre el top 10 de la temporada), sino su compromiso con la primera línea defensiva, su poder de decisión a la hora de manejar la pelota y la determinación de tirar cuando se encuentre libre de marca, algo que tuvo que trabajar a lo largo del año.

Tras promediar 6.1 puntos, 2.1 rebotes, 3.6 asistencias y 1.2 robos, Facu quedó establecido como un jugador importante en la rotación de Denver. Con Murray aún recuperándose de una rotura de ligamentos en la rodilla izquierda, se espera que el cordobés de 30 años juegue más de 25 minutos por partido, incluso alternando con Monte Morris en el quinteto inicial. Luego de tres muy buenas campañas, contando una aparición en final de conferencia y dos en semis, los conducidos por Mike Malone buscarán dar la sorpresa en el Oeste, donde Lakers, Suns y Jazz lucen como favoritos, con el MVP Nikola Jokic a la cabeza.

Para Campazzo, un base cerebral e intenso, capaz de inventar líneas de pase que quiebran defensas, su desafío volverá a ser el tiro. En la NBA es obligación lanzar cuando el balón llega a tus manos y no hay rivales alrededor. Como se mencionó anteriormente, el ex Peñarol logró adaptarse a ello la campaña pasada, llegando a intentar hasta siete triples en un juego de playoffs y promediando un 35% a distancia en el certamen, pero este año se le exigirá una mayor efectividad a la hora de ejecutar su tiro, sobre todo cuando lo haga más cerca del aro (44% en dobles). Si logra anotar con regularidad, podría convertirse en uno de los jugadores más peligrosos de la liga, aun midiendo menos de 1m80.

Deck es otro que repite temporada en Estados Unidos, luego de que el Thunder confirmara su presencia entre los 15 del plantel tras el último corte hace unos pocos días, ya que su contrato no era garantizado. El atlético alero de 26 años pudo demostrar todo su potencial en los últimos diez encuentros de la 20/21, en los que sostuvo una media de 8.4 tantos, 4.0 recobres y 2.4 pases gol en 21 minutos. Aunque OKC ya no tenía aspiraciones de alcanzar los playoffs, la gerencia quedó satisfecha con el santiagueño y alargó su estadía en la franquicia.

Dentro de la organización, todas las expectativas están puestas en el desarrollo del joven grupo que dirige Mark Daigneault, con el promedio de edad más bajo de la liga (23.5 años). Esto, sumado a las 36 elecciones de Draft que ostentan de cara a los próximos cinco años, hacen entender que Oklahoma apuesta todo a su futuro. En ese contexto, será determinante para el santiagueño aprovechar cada minuto en cancha para prolongar su estadía en la franquicia y obtener un rol significativo en el competitivo equipo que quieren armar a futuro.

¿Qué se puede esperar de Deck? Un poco más de lo que ya conocemos. Ese cambio de ritmo que deja desairada a la defensa, sus clásicos pero siempre efectivos fundamentos para jugar en la pintura, el tiro a media distancia que lo caracteriza desde sus inicios en Quimsa y la voracidad con la que defiende y busca el rebote a cualquier costo. Todo esto, sumado a su modesta personalidad y voluntad de trabajo que lo llevaron a donde está hoy.
Aunque es difícil tener certezas de cuál será el lugar exacto que ocupará en la rotación de Daigneault, la pretemporada nos dio una pequeña muestra de lo que podemos esperar. Allí, el Tortu jugó 18.4 minutos de media, siendo uno de los principales relevos en la posición de alero. Todo indica que ese será su rol que ocupará, al menos en los primeros partidos de la etapa regular. Sin embargo, con la amplia variedad de jugadores que hay en el roster, como el novato australiano Josh Giddey, un armador de 2m03, o el serbio de 2m13, Aleksej Pokusevski, quien se siente muy cómodo jugando en el perímetro, se hace muy difícil predecir los movimientos del DT.

Por último, Leandro Bolmaro se estrenará en la NBA con los Timberwolves, franquicia que adquirió sus derechos en 2020 luego de que New York lo eligiera en la 23° posición del Draft. Luego de un último año en Barcelona, el talentoso cordobés de 21 años se mudó a Minnesota buscando dar un paso más en su desarrollo, al enfrentarse a los mejores jugadores del mundo a lo largo de toda una temporada.

Al igual que Oklahoma, los Wolves se centran en construir un futuro sólido con los jóvenes exponentes que llegaron recientemente a la franquicia, panorama que favorece al crédito de Las Varillas. Sin embargo, con Karl-Anthony Towns como estrella, una gran segunda voz como D’Angelo Russell y una promesa como el atlético Anthony Edwards, los dirigidos por Chris Finch y su asistente, Pablo Prigioni, pueden aspirar a llegar a playoffs, algo que sólo alcanzaron en una de las última 17 temporadas.

Aun así, las oportunidades llegarán tarde o temprano para Bolmaro, un novato NBA con experiencia europea, formado en Almafuerte de Las Varillas y brevemente en Bahía Basket. Leandro es un jugador muy enérgico, acostumbrado al ritmo alto que demanda la liga. Su buena lectura de juego y anticipación, junto a su velocidad de piernas y longitud (más de dos metros), lo consolidan como una pieza versátil, capaz de organizar el ataque y defender varias posiciones. Algo que deberá trabajar si quiere consolidarse en el primer nivel mundial es su tiro, un área que trabajó fuerte en España y que pudo mejorar levemente. También tendrá que ganar masa muscular, ya que sus 90 kg representan un peso liviano dentro de la liga.

Durante los cuatro partidos de pretemporada se desenvolvió mayormente como escolta, siempre entrando desde el banco. Sin ser un anotador, aprovechó sus minutos para mostrar compromiso con el armado del equipo y el perímetro defensivo. Promedió 3.2 puntos, 1.2 rebotes y misma cantidad de asistencias en 11.1 minutos, siendo el 13° del equipo en este rubro. La pregunta que surge de ello es, ¿jugará Bolmaro en las primeras rotaciones de Finch, o tendrá que ganarse un lugar? Tampoco puede descartarse la posibilidad de verlo en la G-League con Iowa Wolves. Lo cierto es que Minnesota apostó por el talento del varillense, y harán todo lo posible para su desarrollo.

 

El calendario de los argentinos esta semana

Minnesota Timberwolves vs. Houston Rockets, miércoles 20/10 a las 21.

Oklahoma City Thunder vs. Utah Jazz, miércoles 20/10 a las 22.

Denver Nuggets vs. Phoenix Suns, miércoles 20/10 a las 23 televisado por ESPN.

Oklahoma City Thunder vs. Houston Rockets, viernes 22/10 a las 21.

Denver Nuggets vs. San Antonio Spurs, viernes 22/10 a las 22.

Minnesota Timberwolves vs. New Orleans Pelicans, sábado 23/10 a las 21.

Oklahoma City Thunder vs. Philadelphia 76ers, domingo a las 20.