in

La Selección sufrió su tercera derrota en Las Vegas, en la previa de su viaje a Tokio

La Selección de Hernández mostró una desteñida versión y cayó ante el Team USA por 108 a 80. Debutará por los JJOO el 26 frente a Eslovenia. El análisis del partido.

La Selección Argentina cerró su preparación en el cuadrangular de Las Vegas con una nueva derrota. Después de las caídas frente a Australia y Nigeria, el combinado de Sergio Hernández cayó por 108-80 frente a Estados Unidos en su último amistoso antes de viajar a Tokio en donde hará su presentación olímpica el 26 a la 1.40 de nuestro país frente a la Eslovenia de Luka Doncic.

Los resultados son apenas una anécdota en esta preparación en territorio estadounidense. Después de una temporada larga y exigida para todos los nombres propios que integran la Selección, y con tiempos limitados después de una temporada condensada los objetivos son otros. Oveja y su cuerpo técnico prueban, experimentan, diseñan, ajustan y sacan conclusiones de cara a la aventura en territorio nipón. Está claro que el balance no ha sido positivo desde los resultados, pero lo cierto es que no es la primera vez que Argentina no muestra su mejor versión durante la preparación. Sobran los antecedentes para confiar y mantener la ilusión intacta pensando en Tokio.

Estados Unidos salió a la cancha en busca de una reivindicación después de encadenar dos derrotas frente a Nigeria y Australia. El Dream Team bajo las órdenes de Gregg Popovich rubricó un primer cuarto en el que rozó la perfección con Kevin Durant como principal emblema. Los diez primeros minutos fueron un vendaval a favor de los locales con una altísima efectividad: fueron 13-19 de campo, 6-9 de tres puntos y una notable superioridad en la lucha por el rebote con once capturados en ataque para los norteamericanos.

Argentina no encontraba respuestas a la presencia de Durant, uno de los mejores anotadores de la NBA. Su ubicación como ala pivote en la formación inicial junto a Damian Lillard, Bradley Beal, Zach Lavine y Bam Adebayo fue un enigma sin solución para los internos nacionales. Hernández dispuso de un quinteto que, en los papeles, podría proyectarse como el inicial con Facundo Campazzo, Nicolás Brussino, Patricio Garino, Luis Scola y Marcos Delía.

El trámite del segundo parcial pareció modificarse pero terminó siendo un espejismo. Argentina abandonó cierta pasividad del primer parcial y ejecutó una marca más intensa, más agresiva, enérgica y asfixiante. También creció en ataque con las intervenciones positivas de Nicolás Laprovittola como director de orquesta y Gabriel Deck luciéndose en el poste bajo.

La fórmula, con el primer triple de Scola en el partido, le permitió acortar la desventaja a un mínimo de nueve unidades hasta que otra vez apareció Durant en todo su esplendor, principal artillero de un equipo plagado de recursos con Damian Lillard y Bradley Beal como laderos. El combinado de Sergio Hernández era víctima de su propia impericia en el perímetro, una constante durante los tres amistosos de preparación, con apenas cinco aciertos en 17 intentos durante la primera mitad.

El elenco nacional se fue descomponiendo con el correr de los minutos, atascado en ataque y con problemas en la marca ante un rival plagado de opciones para ejecutar en ofensiva. El Dream Team modelo 2021 volvió a estirar su ventaja a una máxima de 21 puntos en un tercer cuarto en el que, como anticipo de lo que sucedería luego en el último parcial, nunca estuvo en riesgo su superioridad. Fueron positivas las intervenciones de Luca Vildoza en una media cancha compartida con Facundo Campazzo.

El último parcial sirvió para seguir trabajando en distintas formaciones y combinaciones. Argentina tuvo en Luis Scola, siempre fiable en el poste, a su máximo anotador con 16 unidades. Nicolás Laprovittola, con 13 puntos, y Facundo Campazzo con 12 completan el podio de máximos anotadores en una tarde noche en la que se destacaron algunas intervenciones de Gabriel Deck (10 puntos en 14 minutos) y Leandro Bolmaro. Kevin Durant y Bradley Beal, ambos con 17 unidades, fueron los líderes anotadores en un Estados Unidos en el que todo su quinteto superó los diez puntos.

Después de los tres amistosos, llegará el momento para que Hernández saque conclusiones de cara a lo que se vendrá. Los entrenamientos serán claves para ajustar detalles de cara a su debut olímpico. Por lo pronto, y mientras Argentina busca concretar un amistoso ya en territorio japonés, Oveja anunciará a los 12 y el combinado viajará a Tokio con la ilusión de repetir su inolvidable campaña en el Mundial de China.

 

*Prensa CAB