in

Mendoza, con el objetivo de seguir creciendo

Ricardo Oyarce, presidente de la Federación Mendocina y director ejecutivo de la CABB, nos comenta la situación del básquet en la provincia y los proyectos que venían trabajando desde el ente responsable del básquet mendocino.

Continuando con el recorrido nacional, con el objetivo de conocer la situación de los clubes del país tras el parate sanitario por el coronavirus, nos situamos en Mendoza. Es por esto que contactamos al profesor Ricardo Oyarce, quien es presidente de la Federación mendocina y reciente director ejecutivo de la CABB en la nueva gestión, para que nos comente sobre las instituciones de la provincia, las gestiones y los proyectos que tenían pensando desde el ente responsable del básquet provincial.

“La actividad está detenida, si bien se permitió volver a los entrenamiento hasta 10 personas, la semana pasada se volvió atrás y ahora ya no está permitido. La situación de los clubes es acuciante al igual que todos los del país. Actualmente Mendoza está pasando por etapa gravísima, 700 u 800 casos diarios de coronavirus en una población de 2 millones de habitantes, es bastante grave. La situación es de incertidumbre porque no sabemos cuándo se va a reanudar. Esto que se posibilitó de volver a las prácticas fue un aliciente, pero igualmente al club no asistió más del 50% de la población normal que tenían. Es transitar un día a día. Nadie va a poder dar una expectativa de cómo se van a dar las cosas”

Queremos seguir expandiéndonos, apostando por el básquet femenino y también esperando tener la suerte de participar de alguna competencia mayor.

¿Hicieron alguna gestión desde la Federación ante algún organismo gubernamental?

“Los programas del gobierno que recurrimos fue el de Ayuda a los Clubes, hicimos el nexo desde la Federación. Sirvió para que nosotros pudiéramos acercar esa ayuda a los clubes y los mismo se sustenten de ese apoyo estatal. Algunos clubes recibieron un plan nacional, que recibieron dinero para infraestructura. Pero en el quehacer diario, la situación es muy difícil. La peor situación en el básquet amateur, la han pasado los entrenadores, porque no tienen contratos y que en muchos casos, son los que han vuelto a la actividad sin recibir su remuneración. Creo que se han manejado realmente como una gran comunidad, por lo que han hecho por los clubes. Pero bueno, estamos esperando y mientras tanto, los clubes van a necesitar una ayuda importante, como sociedad, como grupo, como una red de contención. Y nosotros vamos a recurrir formalmente al gobierno para poder acercar alguna ayuda.”

Cuando fui electo teníamos 27 clubes y hoy contamos con 51

¿Qué proyectos tenía la Federación de Mendoza para este año?

“Principalmente, queríamos aumentar el número de equipos en la Liga Argentina. Mendoza tiene un torneo de primera que es muy importante. Hay un solo equipo de Mendoza que participa del Torneo Federal, que era una competición mal organizada. Nosotros cuando entramos (CABB), terminamos de descubrir todo esto. Así que los clubes de Mendoza, fue algo que trabajamos con todos. Dijimos, a ver, una apertura de cancha en Federal salía $30.000, y en la Superliga Mendocina $5.000, más los viajes y todo, se gasta mucha plata. Así que toda esa plata  la vamos a invertir en infraestructura, en tener mejores equipos. En cuanto a lo deportivo se juegan los clásicos contra equipos acá de Mendoza, llenamos la cancha, en el Torneo Federal no iba nadie. Así que con esto hicimos una reinversión del dinero y generamos una Liga Provincial muy fuerte en donde los equipos se reforzaban con extranjeros. Terminamos con una final con 5000 personas.

Entonces este era nuestro objetivo, seguir sosteniendo este crecimiento. Cuando yo fui electo teníamos 27 clubes y hoy contamos con 51. Así que queremos seguir expandiéndonos, apostando por el básquet femenino y también esperando tener la suerte de participar de alguna competencia mayor.”

 

Luciano Rodriguez

@5contra5