in

Cierre de año para Alberdi

El Centro Cultura Alberdi hizo su cierre de año con un entrenamiento final en su categoría masculina. En este 2020 anormal, el Mercedario mantuvo las prácticas establecidas por protocolo.

Las prácticas masculinas en Alberdi llegaron a  su fin anoche, con una concurrencia de chicos desde el U13 hasta las categiorías superiores. Ezequiel Peter, uno de los referentes del equipo de Barrio Pueblo, resumió lo que dejó este olvidable 2020.

“Fue un año complicado para todos. Sirvió un poco para movernos y estar en contacto con nuestros compañeros gracias a estas prácticas que son lo único rescatable al no tener competencia oficial” destacó el alero.

No sé que pasó. No sé a quién le corresponde, pero en estos tres meses no hemos podido hacer mucho más que esto

“Alberdi siempre fue un club con gente muy unida y este tiempo nos sirvió para sumar a los más chicos, que son el futuro del Mercedario”, remarcó el experimentado jugador Mercedario, al tiempo que apoya a los más chicos en esta etapa tan particular.

El trabajo de los más grandes del plantel es “ayudar a los chicos en lo que necesiten”, remarcó el ‘Galgo’ al tiempo que agregó: “Queremos enseñarles y ayudarlos en cada paso que dan. Es una buena oportunidad que le dan a los más chiquitos”.

En el fútbol hay competencias por todos lados mientras que en el básquet solo compite la LNB. No hubo mucho más que eso y a nosotros no nos dejan hacer nada

El COE estableció “corralitos” para llevar adelante la práctica del baloncesto, para hacerlo un poco más gráfico Peter detalló que “la cancha está divida en ‘boxes’ y cada uno trabaja físicamente con pelota pero no podemos hacer mucho más que esto”.

“Los deseos serán que no nos toque de vuelta un 2021 como este año. Vamos a tratar de pasarla bien con los seres queridos”. A pocas horas de levantar las copas para celebrar un nuevo nacimiento de Jesucristo, Ezequiel pide por un año totalmente distinto al que nos tocó atravesar.

 

Agustin Pressacco

@5contra5