in

Slums Dunk: el básquet como método para mejorar la calidad de vida

Slums Dunk es un proyecto que utiliza al baloncesto como vehículo para involucrar, movilizar y como un medio para promover la educación en habilidades para la vida en áreas degradadas de África. Prestando especial atención a la igualdad de género y la participación directa de niñas y niños en las actividades.

El baloncesto no es solo competición, sino también una herramienta que se puede utilizar fácilmente para transmitir cultura, valores y habilidades.
Slums Dunk tiene como objetivo mejorar las condiciones de vida de los niños y jóvenes que viven en las zonas degradadas económica y socialmente de África.
En 2014, se construyó su primera cancha de baloncesto en el barrio pobre de Mathare, Nairobi (Kenia). En Mathare se estima que hay 95.000 personas aplastadas en 1,5 km2, el 50% de la población está formada por jóvenes menores de 18 años que viven en aislamiento, con acceso limitado a servicios primarios como agua, luz y servicios. higiénico. No hay otras canchas de baloncesto en todo el barrio. Slums Dunk ha activado una escuela de minibasquet que involucra a 100 niños, garantiza el acceso gratuito a la cancha de baloncesto y apoya la educación para la vida en 10 escuelas informales en el barrio pobre de Mathare con la participación de alrededor de 1000 niños menores de 15 años. La idea de Slums Dunk es replicar y expandir actividades en otras áreas degradadas de África.
Slums Dunk es una distorsión del término slam dunk donde slums Dunk significa barrio pobre.
Bruno Cerella es un bahiense que hace un par de años fundó este proyecto movilizador, que usa el básquetbol como herramienta de crecimiento social y para mejorar la calidad de vida de sectores más vulnerables.
¿Qué te movilizó para fundar esta organización Slums Dunk?
“El proyecto nace como un modo de agradecer al deporte, lo que el deporte le dio a mi vida, o sea una gran oportunidad. Me vino a la mente de crear un proyecto, que el primero fue vivir una experiencia de vida a través del deporte. Elegí primero que nada Kenia porque me gustaba la idea de conocer otra cultura, a través de esta experiencia de vida y con el paso del tiempo nos fuimos estructurando para crear nuestra propia organización, formando jóvenes entrenadores que son los que le dan vida a las actividades y las llevan a cabo durante todo el año.
Los proyectos no se limitan a enseñar a un niño o una niña a hacer una volcada o un lanzamiento de triple, sino de educar a través del deporte.”

“Por eso en todos los lugares tratamos de crear proyectos de educación, salud y deporte. Es una manera de poder brindar un granito de arena a cada lugar del mundo donde estamos, creando oportunidades y tratando de mejorar la calidad de vida de las personas que nacen en zonas marginadas. Especialmente en países africanos y como ahora vamos a hacer en Camboya también. Es una manera de acompañar la educación escolar, alejando a los chicos/as de lo que es la prostitución, la violencia, las drogas y la criminalidad, que cotidianamente tienen que afrontar.

Sabemos cuanto el deporte puede ser potente para transmitir valores, para educar y para brindar oportunidades, así que por eso seguimos trabajando de esta manera.”

 

A futuro, ¿Qué es lo que se viene?

“En el día de hoy, Slums dunk tiene dos academias en de baloncesto en Kenia y dos en Zambia. Hace dos años empezamos un proyecto con el Club Pueyrredón de Bahía Blanca, donde yo  personalmente crecí, en un contexto completamente distinto, pero con la idea de promover valores a través del deporte y crear valor en la vida de las personas. Hoy en día estamos construyendo nuestra cancha junto al Club Pueyrredón, que a breve la vamos a presentar y hacer una inauguración. Y el año que viene vamos a ir a Camboya, por primera vez, para crear una Basketball Academy, y empezamos a tener nuestros lugares también en Italia.”

Sabemos cuanto el deporte puede ser potente para transmitir valores, para educar y para brindar oportunidades, así que por eso seguimos.

“Porque ahora vamos a construir una cancha de basquet en Milán. que la vamos a dejar para la ciudad, como una manera de poner nuestro granito de arena aquí, y poder tener un punto de referencia para hacer nuestras actividades aquí en Milán también.

Porque a pesar de que sea una ciudad maravillosamente fashion y económicamente estable, hay muchos sectores delicados en donde podemos intervenir, llevar nuestro proyecto deportivo y de educación en estos lugares.”

Guardate come si lavora a Mathare. Tutti ordinati, chi fa basket, chi rinforzo, chi invece atletica. Il tutto sotto l’occhio dei nostri coaches responsabili dell’Academy!Ho visto professionisti allenarsi peggio di così!Slums Dunk Onlus#SlumsDunkBasketballAcademy😂❤️🌍🇰🇪

Publicado por Tommaso Marino en Martes, 28 de julio de 2020

.
.

Luciano Rodriguez

@5contra5